Home || Colaboradores || AMLO y Anaya, sus ríos de sangre

AMLO y Anaya, sus ríos de sangre

Clínica

Pablo Mier y Terán


Tú decides


miércoles 11 de abril de 2018

Los sexenios más violentos, desde la revolución mexicana, en la que murieron 1 millón de personas en 10 años, han sido el de Calderón y el que finaliza. Fueron alrededor de 240 mil mexicanos los que, en 12 años, perdieron la vida bañados en sangre.

Son ríos de sangre que nadie quiere y que de mil maneras han manchado a la Nación. Es un tema que preocupa y ocupa a los candidatos, cuyas propuestas u ocurrencias al respecto tendrán un peso específico en la decisión del electorado el próximo 1 de julio.

Sin embargo, en el país corre otro río más rojo, más caudaloso, más cobarde y mentiroso al que muchos electores voltean a ver. Es sangre inocente que corre sin freno por el país entero.

Son alrededor de 200 mil abortos anuales los que se cometen en México. Cuando un pro AMLO o pro Anaya afirma que Peña o Calderón convirtieron el país en un panteón, debieran mirar a los 200 mil indefensos, asesinados cada año en el vientre de su mexicana madre.

Hablamos entonces de un río más cobarde porque se trata de la vida de indefensos, de seres humanos de apenas unos centímetros.

Finalmente, es un río más mentiroso porque sus promotores lo confunden, diciendo que ahí no hay vida humana, cuando todos sabemos —gracias a la tecnología— que, desde que se unen el óvulo y el esperma, se instala un nuevo ser humano.

Desde que, hace más de 10 años se “legalizó” el aborto en México, lo que era una práctica común se convirtió en un negocio, los perredistas en turno —ahora de Morena y de Anaya—importaron modelos colonizadores e internacionales y clandestina y mentirosamente los impusieron en México.

Gracias a ellos, ahora existen —además de píldoras abortivas que se venden en cada esquina sin pedir ningún requisito— más de 12 clínicas del estado, que lo practican abiertamente y más de 50 clínicas semiclandestinas que, por una cantidad que oscila entre los 5 y 10 mil pesos, matan al bebé en la panza de su madre, incluso, a los que tienen más de 12 semanas de vida.

Pero, ¿por qué aseguramos que ni ANAYA ni AMLO podrán revertir esto? Por una sencilla razón, ambos han sido secuestrados por los grandes promotores del aborto en México que, hasta hace unos años, se vestían de amarillo.

Si usted piensa que ANAYA, por ser panista, se opondrá al aborto en México, está muy equivocado. Él ha dado la espalda a los principios de su partido y, ahora, rodeado de los perredistas —los Chuchos, Barrales, solo por citar algunos— no podrá  aunque quiera defender la vida.

Por su parte, AMLO, confundido, confunde ofreciendo un plebiscito sobre el tema, cuando todos sabemos que los derechos humanos no se resuelven por votaciones. Además, es bien conocido que sus más estrechos seguidores y amigos, como Sheinbaum, Ebrard y Encinas, han sido quienes trajeron y lucraron en México con el negocio del aborto.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Pablo Mier y Terán

Pablo Mier y Terán
Presidente de Mier y Terán & Asociados, agencia de Relaciones Públicas y Comunicación con más de 20 años de operar en México, en cuya cartera de clientes participan o han participado empresas como ALFA, ALCATEL, SUN, LUCENT, GETRONICS, INFONAVIT, IPADE, UNICEF, ALTA GRUPO, TIENDAS MAMBO, EZETERA.COM, QUIERO CASA, entre otras. Columnista y comentarista en más de 10 medios de comunicación. Socio fundador de "Más Ciudadanía", Presidente del Patronato de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP y Consejero de varias instituciones y medios de comunicación como: KW Televisión, Centro Jurídico de Derechos Humanos, Red Familia, Vida y Familia A.C. (VIFAC). Autor del best seller "Adolescencia Riesgo Total".