Home || Colaboradores || Estado de anarquía

Estado de anarquía

multitud

Salomón Presburger


Comentemos de la Industria

Fotografía: Eje Central.

lunes 28 de enero de 2019

Desde que la humanidad tuvo conciencia, intuitivamente entendió que debía agruparse con sus congéneres para protegerse y ayudarse. Con el tiempo, los grupos se fueron haciendo más grandes y poco a poco se formaron subgrupos que respondían a intereses y gustos más específicos.

Si observamos la evolución que hemos tenido a través de miles de años, nos percatamos que hemos evolucionado al mundo actual con todas sus complejidades, países, ciudades, religiones, partidos políticos, fanáticos de algún deporte o entretenimiento, y resulta muy complejo tratar de entender y agrupar las expectativas de la enorme cantidad de pequeños grupos que, por la razón que sea, son afines.

En ese sentido, intentar enumerar las expectativas que hoy tenemos los mexicanos, y más aún con los cambios y acontecimientos que hemos vivido los últimos tiempos, resulta de sumo difícil, pero me parece que debe ser prioritario para que el país crezca y que en alguna medida se atiendan las expectativas de la gran mayoría de la población; me parece que hacerlo sería un ejercicio muy interesante.

Sin embargo, si nos remontamos a las prioridades más básicas de cualquier persona, creo que podríamos entender si la realidad que hoy estamos viviendo responde ciertamente a nuestras expectativas más elementales.

realidad

Foto: Economía Hoy.

La necesidad más básica para cualquier persona es sentirse seguro de su integridad y la de sus seres queridos, por supuesto, la tranquilidad de que no le quiten sus propiedades y pertenencias, tener comida todos los días para uno y su familia y, desde luego, poder atenderse en caso de alguna enfermedad.

Por eso, para lograr una convivencia armónica y que responda a tales necesidades, desde un principio la humanidad entendió que había que poner reglas y asegurarse de que todos las respetaran; a mi entender, a partir de este momento es que surge el Estado de Derecho.

Seguramente hay países que tienen mejores reglas que otros y algunos con castigos más severos en caso de incumplirlos, pero considero que muchos han logrado que la mayoría de la población respete y defienda el Estado de Derecho con todo y lo perfectible que pueda estar, son aquellos que su población tiene mejores niveles de calidad de vida.

Hoy en México mucha gente no respeta las leyes y lamentablemente la impunidad les confirma que el riesgo por hacerlo es muy menor, mientras 15 o 20 personas puedan tapar una vía de comunicación sin que los metan a la cárcel o puedan robarse la gasolina y, digamos que hay que comprenderlos, cada vez más estaremos dirigiéndonos hacia un Estado de anarquía donde cada quien interpreta qué es lo justo e inventa las reglas que más le convengan en ese momento, y cuáles a su juicio es correcto aceptar y cuáles no.

Creo que estamos permitiendo un error histórico, ojalá lo entendamos tanto gobernantes como gobernados y rectifiquemos, estamos todavía a tiempo.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

5 comentarios

  1. Que te lea, Don Amlo

  2. Rogelio Igartua

    Ojalá se pudiera entender esto en todos los sectores y se imponga el Estado de Derecho en todos los aspectos por el bien de MEXICO y los Mexicanos

  3. Salomón Presburger

    Vicente, no estaría mal, un abrazo

    Rogelio, estamos de acuerdo, saludos

  4. Muy interesante. Ojalá y entendiéramos que vivimos en un sociedad y que para que funcione debemos exigir nuestros derechos pero también cumplir con nuestras obligaciones y dejar de ser parte de esa anarquía. Por ejemplo, nos quejamos de los bloqueos que se hacen en distintos lados, pero muchos de nosotros bloqueamos las calles estacionándonos en tercera fila y en ocasiones solo basta con poner los flashers para sentir que es correcto hacerlo o querémos que se cumplan las leyes pero nos pasamos los altos como si no existieran, le exigimos al gobierno que no haya corrupción pero en muchas ocasiones somos los primeros en dar una mordida por no haber cumplido con alguna obligación o por ahorrarse un procedimiento. Es decir, necesitamos como sociedad dejar de ser parte de esta anarquía y con ello presionar al gobierno para que cumpla con sus obligaciones. Saludos.

  5. Salomón Presburger

    Totalmente de acuerdo Ian, muchas gracias por comentar

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Salomón Presburger

Salomón Presburger
Nació en la Ciudad de México el 14 de marzo de 1955 y estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Anáhuac. Fue Presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) y también de la Confederación de las Cámaras Industriales (CONCAMIN). Asimismo, ha sido consejero de IXE GRUPO FINANCIERO, INFONAVIT, IMSS, INFONACOT, NACIONAL FINANCIERA, BANCOMEX, GRUPO VASCONIA, entre otros. Actualmente es Presidente del Consejo de Preslow S.A. de C.V. donde se fabrica principalmente chamarras y chalecos, y tienen 20 tiendas de ropa en diferentes marcas.