Home || Colaboradores || La tierra de los kikuyus

La tierra de los kikuyus

escritora

Susana Corcuera


De locos y visionarios

Karen Blixen (1885 - 1962) (Foto: www.elmundo.es).

domingo 16 de septiembre de 2018

Memorias de África merece ser leído sin prisa, deteniéndose en los paisajes, en los comentarios acerca de cómo conciben el mundo las distintas tribus y en las reflexiones sobre los sueños. Karen Blixen era una mujer de su época, y así como no cuestionaba temas ahora polémicos como la caza deportiva, al principio del libro tampoco tenía dudas en cuanto al colonialismo. Podríamos decir que ella formaba parte de los colonizadores de buena voluntad, los que construían escuelas y clínicas y trataban con respeto a sus trabajadores. ¿Se sentía superior a ellos? Es probable, por lo menos en el inicio de su paso por África; seguramente llegó acompañada de los prejuicios de su vida en Dinamarca y de las creencias de la Europa inmersa en la Primera Guerra Mundial. Pero, en su caso, la curiosidad y el poder de observación fueron más fuertes que su pasado, de ahí el enamoramiento por Kenia y su dolor el día en que debió regresar a su país.

Isak Dinesen

Foto: Mercado Libre.

La baronesa Blixen, cuyo pseudónimo para publicar era Isak Dinesen, fue especial en muchos sentidos. Cuando se enteró de que su marido la había contagiado de sífilis, decidió que tenía dos opciones: meterle un tiro en la cabeza o darle la vuelta al asunto y seguir con su vida. Su acercamiento a la religión también habla de su carácter. África la hizo cuestionarse si Dios y Satanás son uno mismo y la magia dejó de parecerle mera superstición. Su apertura de mente, su enorme curiosidad y una sensibilidad práctica, exenta de sentimentalismo, están plasmadas en toda su obra.

escritora danesa

Karen Blixen (Foto: EFE).

Fue querida por los africanos y respetada por los europeos. Entre otras cosas, gracias a esto, antes de regresar a Dinamarca logró que el gobierno establecido en Kenia les diera suficiente tierra a los kikuyus que habían trabajado en su granja para que se mantuvieran juntos. En Memorias de África, la autora nos muestra el desarrollo de un personaje, ella misma, que en una de las últimas páginas del libro hace la siguiente reflexión: “Es más que tierra lo que le quitas a las personas a quienes se la arrebatas: es la tierra de sus ancestros. Es también su pasado, sus raíces y su identidad. Quitarles las cosas que están acostumbradas a ver y esperan seguir viendo es como quitarles los ojos.”

África

Poblado kikuyu en Nairobi, Kenia (Foto: www.minube.com).

La autora de Memorias de África y de Cuentos góticos creció bajo el sol de Dinamarca que ilumina el entorno de manera particular incluso en pleno verano. La luz y los cielos repletos de estrellas de Kenia le abrieron los ojos a una atmósfera nueva y cuando dejó de percibir en la lejanía ese mundo recién descubierto, una parte de su alma debe haber muerto con él.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Susana Corcuera

Susana Corcuera
Susana Corcuera (Ciudad de México, 1964) estudió Etnohistoria en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Ha impartido talleres de Creación Literaria, ha sido traductora y ha colaborado en varias revistas y periódicos, así como para el programa de radio de RTVE “Sexto continente.” Su obra publicada es la siguiente: “Llegó oscura la mañana”, novela finalista del Premio Azorín Planeta y traducida al inglés; “Memoria de las manos”, novela finalista del Premio Planeta Casamérica; los libros de cuentos “El huésped silencioso… y otras historias” y “A machetazos”, ganador del Premio Internacional Vivendia de Relato. En coautoría con Gabriela Gorches escribió el libro para niños “José María Velasco: entre la ciencia y el arte”. Su novela más reciente, “Como si no existieras”, fue publicada este año por Penguin, Random House.