Home || Hasta el momento || “No soy racista”, dice Aaron Schlossberg, el abogado de NY que maltrató a empleados por hablar español

“No soy racista”, dice Aaron Schlossberg, el abogado de NY que maltrató a empleados por hablar español

Aaron Schlossberg
Twitter

miércoles 23 de mayo de 2018

Dos semanas después del incidente, Schlossberg ha compartido una disculpa pública en la que asegura que no es un racista.

¿Cómo se piden disculpas en español?

Aaron Schossberg, el abogado que fue captado en una diatriba de tintes racistas en contra de varias personas que hablaban español en una tienda delicatesen, en el centro de Manhattan, ha ofrecido disculpas públicas.

Dos semanas atrás, la imagen de Schossberg amenazando a los empleados de la tienda corrió como el fuego en redes sociales. El abogado se mostraba inconforme porque los trabajadores hablaban en español con los clientes, muchos de ellos latinos.

Te puede interesar: Pragmatismo corporativo 1: racismo 0

“Supongo que son indocumentados, así que mi siguiente llamada será al ICE (el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos)”, amenaza Schossberg en el vídeo.

“Tus empleados están hablando español a los clientes, cuando deberían estar hablando inglés. Esto es Estados Unidos. Si tienen los h***** de venir aquí y vivir de mi dinero, yo pago por su bienestar, yo pago para que puedan estar aquí, lo menos que pueden hacer es hablar inglés”, arremete Schossberg en la grabación que se volvió viral y que ha generado diversas protestas.

El abogado neoyorquino aseguró aquel día que “daría seguimiento” al caso, pero realmente, quienes dieron seguimiento al caso fueron cientos de activistas, migrantes y comentaristas de redes sociales, quienes denunciaron su comportamiento “ignorante”.

Un largo historial

Protestas multitudinarias, una “serenata” hasta su lugar de trabajo (la firma Schlossberg, especializada en negocios y seguros, que de acuerdo a su publicidad, hablan fluidamente español). Fueron sólo algunas de las consecuencias de sus actos.

“Racista”, “intolerante”, “ignorante”, fueron algunos de los adjetivos con los que lo calificaron. Algunos pensaron que se trataba sólo de una más de las manifestaciones de odio contra latinos que se han presentado desde que Donald Trump asumió el poder.

Sin embargo, en redes sociales, usuarios compartieron otro vídeo de un hecho que tuvo lugar el año pasado, en el que el abogado se ve involucrado en otro incidente. En esa ocasión, el litigante aparece enfrentándose junto a un grupo de judíos que apoyaban la causa palestina, a quienes grita “Ustedes no son judíos”.

El rechazo a la actitud de Schlossberg provino incluso del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, quien escribió en Twitter, refiriéndose al tema, que la fuerza de la ciudad es “su diversidad” y remarcó que Nueva York es el hogar de personas que comparten más de 200 idiomas.

“No soy racista”

Dos semanas después del incidente, Schlossberg ha compartido una disculpa pública en la que asegura que no es un racista.

“La manera en que me expresé es inaceptable y no es la persona que soy”, señaló el abogado de 42 años a las cámaras de TMZ, portal especializado en temas de la farándula.

Lo que Sclossberg no sabe o no quiso mencionar, fue que en 2015, 26.3 millones de inmigrantes trabajaban en el país (la mitad de ellos eran hispanos). Estos trabajadores representan 16.7% de la población trabajadora, según datos de la Secretaría de Trabajo. Diez años atrás, eran un 15%.

No sólo eso, alrededor de 40% de las 500 empresas líderes en el país fueron fundadas por inmigrantes o sus hijos, marcas tan reconocidas como Apple, Google o Intel de acuerdo con Jens Heinmueller, co-director del laboratorio de política migratoria de la Universidad de Stanford en California.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Erik Escudero

Egresado de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo por la FCPyS de la UNAM. Amante de la literatura, el cine y la cultura pop.