Home || Metrópoli || Los enemigos de las ciclopistas

Los enemigos de las ciclopistas


miércoles 11 de mayo de 2016

Una de las políticas más controversiales del gobierno de la Ciudad de México ha sido la creación de las ciclopistas en arterias como Patriotismo y Revolución.

No extraña que los principales quejosos sean automovilistas que perdían un carril, como si de verdad lo usaran, porque es precisamente ese espacio una oportunidad para intentar una alternativa a la movilidad de la ciudad, que además, sufre problemas de contaminación.

La bicicleta es un medio de transporte que permite tener contacto con el entorno. No provoca contaminación y además es rápido y gratuito, pero constantemente menospreciado e incluso estigmatizado, porque hay quienes creen que tener una bici en lugar de un auto, es algo “de pobres”

El que escribe usa ambas ciclopistas diariamente y ha detectado una lista de factores que dificultan circular en esos espacios.

AUTOMOVILISTAS

Sí, es un lugar común decir que los autos son los principales enemigos de las ciclopistas, sin embargo, hay varias conductas que permiten clasificar a los automovilistas para hacerlos más específicos. No podemos negar, que hay cada vez más automovilistas que piensan en los ciclistas, pero todavía no son muchos. Yo sería capaz de compartir un carril con un auto, pero parece que los autos no quieren que nadie los invada.

-Los Automovilistas “por ahí pasas”. Son personas que ocupan la mitad o tres  cuartas partes de la ciclopista y creen que dejando un huequito, ya están pensando en la ecología

Cerca del metro Mixcoac. Foto: @ElOjoDCiclopistas

Cerca del metro Mixcoac. Foto: @ElOjodCiclovias

-Los Automovilistas que llegan y se van. Son esos personajes que van a cruzar o incorporarse, ya sea Revolución o Patriotismo, y necesitan ver “si llegan”. Por lo normal se atraviesan cerrando el paso y no ven al ciclista como tráfico.

Foto: @ElOjodCiclovias

Foto: @ElOjodCiclovias

– los Automovilistas de Vuelta Continua. Aunque está prohibido por el reglamento, todavía hay automovilistas que avientan la lámina cuando dan la vuelta, generalmente a la derecha. Esto es muy palpable en el cruce de Revolución y San Antonio, donde es un logro hacerles ver que un ciclista va a ir derecho y que se deben detener

Foto: @ElOjodCiclovias

Foto: @ElOjodCiclovias

TRANSPORTE PÚBLICO

Este modelo de transporte público concesionado, que privilegia la carga por montón por encima del transporte cómodo ha creado una camada de usuarios que no saben usarlo. Un buen usuario se formaría, esperando la llegada de su transporte, no haría paradas fuera de las áreas destinadas para tal fin, pero no, en la CDMX la gente cree que tiene derecho a subirse al taxi pasando la calle o a subirse al camión donde esté, sin importar que el transporte ya haya subido pasaje. En las ciclovías de Revolución y Patriotismo se han creado unas bahías muy interesantes, en las que podrían hacer ascenso y descenso de forma decorosa, pero no, o los dejan adelante o detrás de la parada, arriesgando que los pasajeros recién descendidos choquen con los ciclistas.

BANQUETAS

Las banquetas son un problema de movilidad, aunque muchos no lo vean. Si se fijan no hay un ancho de banqueta uniforme en toda la ruta, lo que provoca que mucha gente se baje la banqueta y camine sobre la ciclovía. El peatón tiene privilegio, es un hecho contemplado por la ley, pero los ciclistas necesitamos circular con algo para hacernos escuchar.

Foto: @ElOjodCiclovias

Foto: @ElOjodCiclovias

CELULARES

Los celulares son peligrosos, se han dado casos donde los automovilistas tienen accidentes por textear y manejar; pero poco se ha hablado de los problemas que pueden tener los peatones con sus celulares. Y es que hay muchos, MUCHOS, peatones que además de que van por la ciclopista, van texteando o escuchando música con sus audífonos. No importando que estorban y que pueden causar accidentes.

Foto: @Jey_21

Foto: @Jey_21

OTROS CICLISTAS

La ley dice que hay que circular en el sentido de la calle, pero hay muchos ciclistas que parece no importarles, lo interesante es ver cuantos usuarios de Ecobici van en contraflujo, especialmente en Patriotismo. No han causado accidentes, pero podría suceder pronto y habría medios de comunicación que se cebarían con eso.

También hay quienes creen que su bicicleta es un auto de carreras, entonces suben la velocidad y molestan a los que van más despacio. Hay que ser conscientes: ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre

NEGOCIOS

Los negocios establecidos, especialmente sobre Revolución, son un verdadero problema. Tenemos vulcanizadoras, talleres mecánicos, eléctricos, panaderías, estacionamientos, taquerías, restaurantes que se apropian del espacio de la ciclopista ¿no debería ser requisito, si vas a atender automóviles, que tengas un espacio de estacionamiento?

Foto: @ElOjodCiclovias

Foto: @ElOjodCiclovias

Las escuelas son un tema aparte, sobre Patriotismo se encuentra un kínder a la altura de Carracci y el Instituto Jean Piaget, que en horas de entrada y salida entorpecen la ciclopista. Un ciclista debe hacer alto total cuando la escuela está sobre la ciclopista, pero los padres y madres automovilistas no saben dar la vuelta obstruyendo el paso en Irineo Paz y Patriotismo.

En Revolución hay un par de escuelas secundarias que generalmente sus estudiantes salen justo para reunirse en la ciclopista.

En el Mercado de Mixcoac, el punto es más grave. Tenemos banquetas saturadas por vendedores ambulantes ¿Dónde se mueve la gente que lleva diablitos, carreolas, sillas de ruedas? ¡La ciclopista! Y poco se puede hacer contra esto.

ciclo5

Foto: @velocipedocdmx

Las ciclopistas de Revolución y Patriotismo son una buena alternativa de movilidad. En horas pico y sin acelerar demasiado, se atraviesa de un lado a otro en menos de 20 minutos. Si todos pusiéramos de nuestra parte, podríamos tener una red de movilidad ciclista si nos ayudamos a movernos mejor.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Pedro Bejarano Mercado

Comunicador con más de 20 años de experiencia en Radio, Prensa y Televisión