Home || Lo más destacado || ¿Y cuándo tendremos autos eléctricos?

¿Y cuándo tendremos autos eléctricos?


viernes 6 de mayo de 2016

En estas épocas, en las que vivimos al borde de la contingencia en la ciudad de México, donde dejan de circular diario y representa una incomodidad para algunos, la opción de los autos eléctricos se presenta como una tentadora posibilidad.

Sin embargo, el auto eléctrico representa una serie de ventajas y desventajas que ahora enumeramos.

PRECIO

Es el primer obstáculo, no sólo para el mercado mexicano. La tecnología tiene un precio por la innovación que suele ser muy alto.

Recordemos que los primeros autos de Tesla eran autos de más de cien mil dólares y parecían más un capricho de ricos que realmente una solución para transportarse.

DESARROLLO TECNOLÓGICO

Aunque no lo crean, el auto eléctrico comenzó a pensarse a principios del siglo XX. La compañía Detroit Electric desarrolló un modelo en 1907 que ofrecía movilidad a partir de una recarga eléctrica. Llegaban a 180 km a 32 kilómetros por hora, lo cual era muy competitivo en la época. Estos autos se produjeron hasta 1939, pero el problema era, como es de suponerse, la batería.

En esa época, la batería era de ácido y plomo, en estado húmedo. Es decir, como las baterías de auto actuales y eran unidades muy grandes y muy riesgosas por el compartimiento de ácido.

Para 1915 la compañía Edison desarrolló una batería más segura, de nickel y hierro, que funcionaba perfectamente, pero su costo era de 600 dólares y esa cantidad exactamente era lo que costaba un Modelo T de Ford.

Auto Detroit Electric 1917

Auto Detroit Electric 1917

Así que, no duraron mucho los primeros autos eléctricos porque los de gasolina fueron más baratos.

La segunda acometida de los autos eléctricos se dio en los años ochenta del siglo XX, donde una ley en California ordenaba a las armadoras de autos a ofrecer autos eléctricos. Fueron funcionales, pero el emporio de la gasolina y el petroleo movió sus influencias y terminó ahorcando a estos autos, que nunca se vendieron, porque el esquema de negocio era darlos en renta y al final los recogieron para destruirlos en el desierto. De todo este periplo da cuenta el documental “¿Quién mató al auto eléctrico?” de Chris Paine estrenado en 2006

Ahora, en 2016 parece que el problema de las baterías está resolviéndose. Los autos de los ochenta eran muy pesados porque el ochenta o noventa por ciento del auto era ocupado por la batería. Hoy en día las baterías son menos pesadas y cada vez con mejor capacidad.

APOYOS GUBERNAMENTALES

Se han anunciado apoyos a las armadoras que produzcan autos eléctricos, lo malo es que eso sucede en Europa o en Estados Unidos. En Alemania, por ejemplo, se habla de incentivos de más de mil cuatrocientos millones de Euros y se estudia darle apoyos crediticios a sus ciudadanos de hasta siete mil Euros para cambiar sus viejos autos por opciones eléctricas.

DESVENTAJAS

El espacio. Los autos son autos y si se ocupan por una sola persona, siempre van a ocupar mucho espacio en las calles, sean eléctricos o no. Los modelos de movilidad pugnan por desincentivar el uso del auto en general.

Contaminación. En México seguimos dependiendo de la generación de electricidad por medios no limpios, como la quema de turbosina, lo que hace que si no ensuciamos el aire de la ciudad, ensuciamos el aire en otros lados.

Problemas políticos. En nuestro país tenemos un grave problema de distribución de la riqueza, porque no nos ponemos de acuerdo en impulsar una política de trabajo en la que todos los que trabajemos podamos aspirar a obtener cierto progreso económico, por lo que los incentivos para un auto pasan a segundo plano, cuando tenemos segmentos de población que necesitan incentivos para poder sobrevivir.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell