Home || Ciencia y tecnología || Cómo evitar que tus dispositivos rastreen tu ubicación

Cómo evitar que tus dispositivos rastreen tu ubicación

Una persona sostiene un teléfono inteligente
Nuestra privacidad es prácticamente inexistente al acceder a un dispositivo inteligente.

martes 12 de febrero de 2019

Tus datos e información personal pueden estar en el mundo virutal a disposición del mejor postor o de cualquier persona que quiera realizar una búsqueda con tu nombre. Desde tus relaciones personales hasta tus ubicaciones diarias, te decimos cómo protegerte.

 

Algunas empresas, especialmente Google y Apple, aseguran que sus productos y servicios protegen la privacidad de sus consumidores; sin embargo, a los usuarios de dispositivos no se les pregunta explícitamente si desean que se realice un seguimiento de sus movimientos de todo el día. Aun así, las compañías fabricantes de teléfonos inteligentes, desarrolladores de aplicaciones y redes sociales aseguran tener permiso de los usuarios para llevar a cabo una constante vigilancia personal.

El problema subyacente es que la mayoría de las personas no entienden cómo funciona ese rastreo. Las empresas de tecnología tampoco le han informado a sus clientes cómo se realizan los seguimientos; de hecho, han ocultado intencionalmente detalles importantes para construir una base de datos basada en una noción de consentimiento cuestionable.

¿Cómo aceptan los consumidores a ser monitoreados sin saberlo?

La mayoría de las compañías divulgan sus prácticas de protección de datos en una política de privacidad; casi todos los programas requieren que los usuarios hagan clic en un botón que indique que aceptan los términos antes de usar el programa. Pero las personas no siempre tienen opción; ya que generalmente este es un acuerdo obligatorio, en el que el usuario puede usar el servicio solo si está de acuerdo.

Cualquier persona que realmente quiera entender lo que dicen las políticas encuentra que los detalles están enterrados en documentos legales largos que casi nadie puede leer, tal vez excepto los abogados que ayudaron a crearlos. A menudo, estas políticas comienzan con una declaración general como “su privacidad es importante para nosotros”.

Sin embargo, los términos no buscan precisamente eso. Se puede decir que la compañía básicamente puede hacer lo que quiera con nuestra información personal, siempre y cuando lo hayan advertido en los términos y condiciones que aceptamos.

Las leyes federales, al menos de México y Estados Unidos, no exigen que la política de privacidad de una empresa realmente proteja la privacidad de los usuarios.

Tampoco se le requiere a las empresas a informar a los consumidores de sus prácticas en un lenguaje claro y no legal, o proporcionar a los consumidores un mensaje que sea fácil de leer por parte del usuario.

Los consumidores no tienen mucha opción, ya que estos acuerdos se encuentran en casi toda la industria tecnológica, y si los usuarios quieren “estar al día” y actualizados para competir en el moderno mundo laboral, no tendrán otra opción que aceptar dichos acuerdos de privacidad.

Nuestros datos compartidos con el mejor postor

Algunas compañías le permiten a sus usuarios tener cierto control sobre qué datos quieren o no compartir. Por ejemplo, los sistemas operativos móviles de ambas compañías permiten a los usuarios desactivar los servicios de ubicación, como el rastreo por GPS. Esto debería ser suficiente para que la mayoría de las aplicaciones no puedan conocer tu ubicación, pero no siempre es el caso.

Las aplicaciones también pueden convencer a los usuarios a no desactivar los servicios de ubicación. Al instalar una app nueva, los usuarios pueden elegir si esta puede acceder a la ubicación del teléfono “siempre”, “mientras usa la aplicación” o “nunca”. Pero al no elegir “siempre”, la aplicación puede mostrar el mensaje: “Necesitamos su información de ubicación para mejorar su experiencia” o algo similar.

Lo que los usuarios desconocen, es que las aplicaciones pueden vender su historial de ubicación y otros datos a otras compañías. Peor aún, muchos usuarios no saben que incluso cuando su nombre e información de contacto son eliminados de los datos de ubicación, una simple búsqueda del historial de ubicación puede revelar su dirección y los lugares que más visitan, ofreciendo pistas sobre sus identidades, condiciones médicas y relaciones personales.

¿Cómo se puede evitar ser “vigilado” por tus dispositivos?

Mientras no existan leyes y regulaciones que le exijan a estas compañías dejar de rastrear, o al menos dejar en claro a los usuarios cómo son monitoreados y qué puede pasar con su información personal, los consumidores deben aprender a proteger su privacidad.

  • El primer paso para hacerlo es desactivar los servicios de ubicación en tu teléfono inteligente, laptop o tableta.
  • Activa la ubicación solo cuando uses una aplicación que claramente necesita ubicación para funcionar, como los mapas en línea o una app de transporte privado, como Uber.
  • Evita aplicaciones, como Facebook Mobile, que pueden obtener toda la información personal disponible en tu dispositivo; en su lugar, usa un navegador con un modo privado, como Firefox, para iniciar sesión en tus redes sociales.

Si alguna vez usaste el internet, seguramente existe información sobre ti en línea. Para evitar que tu privacidad sea nula, sigue estos consejos y protege tus datos personales.

 

También te puede interesar: WhatsApp agrega protección por huella dactilar en Android

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno