Home || Economía || El comercio electrónico y sus grandes retos en México

El comercio electrónico y sus grandes retos en México

Los retos que tiene que superar el comercio electrónico en México
Los retos que tiene que superar el comercio electrónico en México / Freepik

martes 11 de diciembre de 2018

A pesar de presentar número positivos, una mayor confianza en ciertos sectores de la sociedad y un crecimiento constante de dos dígitos, existen algunos retos que tiene que superar el comercio electrónico en México.

 

Ciudad de México.- Las compras en línea cada vez son más frecuentes y las personas se han familiarizado con el hecho de poder adquirir productos desde la palma de su mano con todas las facilidades que esto representa para los consumidores, pero hay algunos aspectos que han afectado el desarrollo de este sector.

A pesar de que la Asociación de Internet.mx reportó que las ventas de 2017 en comercio electrónico sumaron 396 mil 40 millones de pesos, lo que representa un incremento del 20.1 por ciento respecto a las reportadas en 2016.

Pero a pesar de que estas cifras son positivas, paradójicamente son las peores registradas desde 2009, cuando esta asociación comenzó a presentar el Estudio de Comercio Electrónico en México de manera anual.

Esto te puede interesar: Aumentan las denuncias por fraude en el comercio electrónico: Condusef

Deficiencias en el sistema

Esta tendencia a la baja en cuanto al desarrollo del e-commerce en el país, coincide con los reportes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), en donde asegura que México aún tiene muchas deficiencias estructurales en este sector.

De acuerdo a información que retoma El Financiero, este indicador analiza los “puntos fuertes y débiles” de cada país en cuanto a su preparación para el comercio electrónico y “se basa en datos sobre el uso de Internet, seguridad en los servidores, penetración en tarjetas de crédito y servicios postales”.

Bajo estos parámetros, los números de nuestro país fueron realmente malos, ya que en la “proporción de personas con una cuenta en una institución financiera”, apenas alcanza el 37 por ciento de la población total y en cuanto a la “confiabilidad de los servicios postales”, la evaluación fue de apenas 25 puntos en una escala de 0 a 100.

Como resultado de esto, México se ubicó en la posición 95 en el Índice de comercio electrónico entre empresas y consumidores (B2C), cinco puestos más abajo que en 2017 y superado incluso por Jamaica a nivel regional, que ocupa el sitio 67 de esta lista; mientras que los países latinoamericanos mejor ubicados son Chile en el 50 y Brasil en el 61.

El comercio electrónico representa una gran oportunidad para emprender

Los pagos en efectivo

Pero otro dato importante que coincide con este reporte, es que a pesar de que las compras en línea siguen aumentando en México, los pagos por los productos adquiridos se hacen en efectivo y no vía electrónico, como sería la manera más lógica dado el entorno de las tiendas y el comercio digital.

Así, de acuerdo a la Asociación de Internet.mx, en 2017, el 48 por ciento de las ventas registradas se realizaron con dinero en efectivo, es decir, “una de cada dos transacciones del comercio electrónico se concreta con pagos en cajas del Oxxo o de otros establecimientos”.

Esto es reflejo de la falta de penetración de los servicios financieros tradicionales en ciertos sectores de la sociedad, que si bien es cierto que la mayoría de las personas pueden tener acceso a Internet y servicios digitales, no todos forman parte de la inclusión financiera.

Pero también puede ser consecuencia de la percepción de inseguridad que aún permea entre los consumidores, ya que no confían al 100 por ciento de realizar compras vía online y pagar con alguna tarjeta o transferencia bancaria.

Por lo que para Rosa Costes, cofundadora de EnvíoClick, es fundamental mejorar las “experiencia de venta” y que sean “satisfactoria para el cliente” y que el proceso de compra  y “su pago sea seguro y llegue en poco tiempo a su hogar”.

Para logra esto, algunas tiendas online ya “utilizan las diferentes cadenas de pago que son más seguras, pues emplean diferentes algoritmos que evitan el fraude”, esto en beneficio de los consumidores, concluye la experta.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

 

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira