Home || Mundo || La OPEP, Qatar, el GNL y las reacciones en el cartel petrolero

La OPEP, Qatar, el GNL y las reacciones en el cartel petrolero

La OPEP, Qatar, el GNL y las reacciones en el cartel petrolero
La OPEP, Qatar, el GNL y las reacciones en el cartel petrolero / Reuters

miércoles 5 de diciembre de 2018

Los precios del petróleo siguen cayendo y las divisiones entre los países que manejan el negocio del “oro negro” se hacen cada más visibles, sobre todo porque Qatar sale de la OPEP en una decisión que parece tener un impacto político de dimensiones mayores.

Ciudad de México.- La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus miembros tal vez estén en una de las mayores crisis que han tenido que enfrentar desde 1960, año en que se fundó esto que lo han denominado como un cartel que defiende los intereses de un pequeño grupo de países productores de petróleo.

Actualmente está integrado por 15 países, de los cuales siete son de Medio Oriente, seis de África y dos de América del Sur; pero en realidad, la dirección y las decisiones de este grupo son dominadas por Arabia Saudita, que es el mayor productor a nivel global.

De acuerdo a información de la BBC, “en total, estos países controlan el 44 por ciento del suministro mundial de petróleo y el 82 por ciento de las reservas comprobadas”.

Pero la OPEP y sus miembros atraviesan una crisis debido a que el precio del petróleo crudo no ha parado de perder valor y en dos meses cayó casi un 30 por ciento, su peor pérdida de la última década.

Esto te puede interesar:  Poco alentadoras las perspectivas de JP Morgan sobre el precio del petróleo

Qatar reta a los países miembros

Pero uno de los países con menores recursos de este grupo y que solo genera el 2 por ciento del crudo que produce la OPEP, ha dado un golpe sobre la mesa de dimensiones aún impredecibles, pero que ha sacudido a todo el mercado al anunciar su salida de esta organización.

De acuerdo a Saad Kaabi, ministro de Energía de este país, “la decisión de abandonar la organización está relacionada con el deseo de centrar esfuerzos en el desarrollo y el aumento de la extracción de gas natural”.

Esto debido a que su país apenas produce 609 mil 000 barriles de petróleo diarios, en contra de los 10.6 millones de barriles diarios de Arabia Saudita, quien lidera la OPEP.

Por lo que el funcionario qatarí dijo que prevén “aumentar la cifra de producción desde 77 millones de toneladas anuales hasta 110 millones a lo largo de los próximos años”, lo que convierte a este país en primer productor de Gas Natural Licuado (GNL) en el mundo.

Sin embargo y dado el contexto actual, en donde los miembros de la OPEP buscan acuerdos para reducir la producción mundial de petróleo, la salida de Qatar es considerada como un ataque directo en contra de Arabia Saudita y todos los países árabes que han boicoteado a este país, al que ha acusado de apoyar al terrorismo.

Los claroscuros de la Refinería Dos Bocas en Tabasco

Las reacciones y las consecuencias

Así, con trasfondos geopolíticos, Chakib Khelil, ex ministro de energía de Argelia y presidente de la OPEP, dijo que la salida de Qatar sin duda tiene un alto “impacto psicológico” y “podría ser un ejemplo a seguir por otros miembros después de las últimas decisiones unilaterales de Arabia Saudita”.

Mientras que para  Stanislav Mitrajovich el experto del Fondo Nacional de Seguridad Energética de Rusia, si Qatar de verdad “deja de participar en las negociaciones, esto significará que la OPEP y el pacto de la OPEP+ no son eficaces”.

Pero Andy Critchlow, experto de EMEA Energy News, señaló en entrevista con CNBC que “en los 20 años que llevo cubriendo la OPEP, no puedo pensar en nada que sea más grande que esto (y) que sea un riesgo más sistémico para el futuro” de esta organización.

Esto debido a que Saad Kaabi fue muy claro al señalar que con su salida de la OPEP, “no estamos diciendo que vamos a salir del negocio del petróleo”, pero subrayó que con la estructura actual, “éste está controlado por una organización gestionada por un país”.

Mientras tanto la OPEP y sus aliados están trabajando hacia un acuerdo que reduzca la producción de crudo en al menos 1.3 millones de barriles por día y con esto, tratar de frenar la caída de los precios en el mercado, algo que aún está por decidirse y en donde Rusia tiene la última palabra.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira