Home || El Semanario || En la ALDF juegan a la papa caliente

En la ALDF juegan a la papa caliente

En la ALDF, los representantes electos han comenzado el quéhacer político entre injurias, desprestigios y los clásicos reclamos arrastrados desde antes de los comicios pasados/Imagen: www.cuartoscuro.com

miércoles 14 de octubre de 2015

En los primeros días de la VII Legislatura de la ALDF, los representantes electos han comenzado el quéhacer político entre injurias, desprestigios y los clásicos reclamos arrastrados desde antes de los comicios pasados.

Ciudad de México (elsemanario.com).- Actualmente la Asamblea Legislativa del Distrito Federal es un auténtico y pequeño coliseo en el que las distintas fuerzas políticas se enfrentan a los comienzos de la VII Legislatura y donde, también, comienzan las incoherencias.

Por ejemplo, en el marco de la austeridad anunciada para el siguiente año, el PRD y su grupo parlamentario buscará  impulsar mayor eficiencia en el uso del presupuesto. ¿Y cómo hacerlo? Pues el PRD pretende detener la detección de acciones o programas que se dupliquen en la Ciudad de México; del mismo modo, planear bien y coordinar mejor las acciones entre el gobierno central y los jefes delegacionales.

También se tiene contemplada la creación de otras comisiones, aunque esto ya ha traído algunas críticas. Algunos de los partidos que integran la Comisión de Gobierno de la actual Legislatura pretenden añadir dos comisiones más (de 37 a 39) y a parte crear otras dos especiales a las once que actualmente existen, resultando así 52 comisiones en total.

Al respecto, expertos hablan ya de un exceso de comisiones y que el incremento de las mismas es espejo del clientelismo que sigue dañando la operatividad de los congresos y no sólo de la ALDF; así coincidieron Luis Carlos Ugalde, presidente de la Consultoría Integralia, y Sergio Bárcena Juárez, catedrático del Tecnológico de Monterrey en entrevista para un diario nacional.

A esto, Raúl Flores, el ex presidente del PRD capitalino y ahora vicecoordinador del PRD en la ALDF, ya había declarado que la creación de más comisiones nada tiene que ver con la austeridad y aclaró que

lo que no se vale es gastar en lujos o en temas superfluos, pero eso no tiene nada que ver con que se invierta en trabajo y tiempo en aquello que es necesario, eso no se puede restringir (…) El tema de la austeridad no tiene por qué frenar el avance de la ciudad, sino que tiene que ver con que se gaste bien y se gaste exactamente en lo que se necesita”.

De igual manera, el mismo Flores ha “llamado la atención” a los delegados de Morena pues lamenta que a pocos días de que se inicie la discusión sobre el Presupuesto de Egresos para el siguiente año, los delegados electos de la fuerza política emergente sigan sin presentar su plan y proyectos de trabajo:

Lo que uno tiene que hacer cuando llega a una jefatura delegacional es decir qué va a hacer, y lo que no nos han dicho es qué van a hacer para los habitantes de su demarcación. Si no dicen por dónde va a ir su proyecto de gobierno no sé cómo aspiran a hacer un trabajo mejor que el que han estado criticando y denostando».

La crítica es justa y lógica.

Flores, destaca que los morenistas se han dedicado a la publicidad y a ubicarse en el ojo mediático; así, recordó lo sucedido en Cuauhtémoc con las supuestas amenazas que atentan contra la vida del actual delegado ahí y del dinero que un anónimo le dejó enfajillado, lo que catalogó como inventos para desviar la atención.

Bueno, la disputa es clara y vemos obviamente quiénes son los contendientes principales.

Sabíamos, desde que el Sol Azteca fue eclipsado en la capital y perdió la hegemonía -delegacional y en la ALDF- que se venían tiempos en que comenzaría una lucha constante entre la nueva oposición (quien lo diría) y el otrora partido que cumplía con ese rol.

Pero no sólo eso; se habla de un recinto plural en todos los sentidos, cualidad que debería posicionarse al servicio de los habitantes de esta ciudad. Así también lo habría opinado Miguel Barbosa, senador por el PRD, quien aseguró que esa condición debe llevar a mejores decisiones para hacerle frente a los problemas de la ciudadanía.

Recordemos que la ALDF se conforma actualmente por:

20 legisladores de Morena, 17 del PRD, diez del PAN, ocho del PRI; tres del PVEM, tres de Movimiento Ciudadano, dos de Encuentro Social; uno de Nueva Alianza, uno del PT y uno del Partido Humanista.

Morena, sin duda, ha resaltado en los últimos días por justamente lo que les criticó Flores; quiere brillar con luz propia y posicionarse en el ojo del público; los hechos van desde Monreal y su mesita de plástico afuera de la delegación, atendiendo quejas y denuncias de los ciudadanos, hasta el millón que le dejan en la puerta de las oficinas y rechaza; y llega hasta los diputados electos que se quejan de no tener un espacio en donde trabajar e instalan oficinas provisionales frente a la Asamblea o frente al Zócalo para que las personas se acerquen a pedir alguna cita e iniciar labores de atención ciudadana.

Digámoslo así, les toca, pues ninguno de los partidos se escapa de esa faramalla; basta con recordar lo que sucedió en las campañas electorales de este mismo año.

Recientemente, los diputados de Morena se manifestaron en el pleno de la Asamblea recalcando que la queja iba en torno a que Hiram Almeida, el jefe de la policía, quiso darles línea.

“Mancera no somos tus empleados ¡somos la oposición!”, decían los carteles que los 20 diputados de Morena usaron, cuando éste comparecía en la ALDF y cuando la legisladora de Morena, Minerva Citlali Hernández, dijo lo siguiente:

el secretario particular del licenciado Hiram Almeida, Miguel Soria, se atrevió a sugerirme un posicionamiento que yo leyera, el día de hoy; eso nos parece una farsa”.

Así, la diputada destacó que es la segunda vez que intentan hacerle lo mismo:

le recuerdo que hace unas semanas sus policías me lanzaron una patada en el plantón que hicimos en Mixcoac para solicitar información sobre el deprimido, con ocho personas, frente a un operativo de más de 300 policías, lo denunciamos sin recibir una disculpa pública y ahora este segundo agravio, me pregunto si renunciará, si nos explicará cómo se atreve a violar la representación que nos han conferido los ciudadanos”.

Y este será el escenario en la capital del país, mientras unos buscan afianzar lo ganado, otros recuperar lo que perdieron y otros pasan desapercibidos, camino a un incierto 2018 que seguramente traerá sorpresas y en el que las fuerzas políticas, como en el juego de la papa caliente, seguirán aventándose culpas con las que nadie se quiere quedar, convirtiendo la Asamblea en el espejo de las disputas electorales y no en el de la ciudadanía y sus necesidades.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Qubit Works