Home || Hasta el momento || ¿Por qué es difícil conciliar el sueño?

¿Por qué es difícil conciliar el sueño?

La falta de sueño causa problemas de memoria, falta de concentración y cambios de humor,
Foto: Flickr- The Creative Commons/Sodanie Chea

martes 12 de junio de 2018

Es bien sabido que dormir bien es indispensable para tener una vida saludable; sin embargo, buena parte de la población mundial no puede conciliar el sueño de forma óptima.

Antes de hablar de los factores que quitan el sueño debemos saber en qué consiste esta actividad de recuperación física y mental. Nuestro cuerpo tiene dos mecanismos biológicos para regular el estado consciente e inconsciente: el ritmo cardíaco y la homeostasis.

  • El ritmo cardíaco controla varias funciones del cuerpo dependiendo de la actividad que estés realizando. Controla la temperatura, el metabolismo y la liberación de hormonas.
  • La homeostasis regula la intensidad del sueño y es lo que te hace sentir cansado para dejarle saber a tu cuerpo que es hora de dormir.

Cuando ambos entran en acción para dormir, tu cuerpo busca una temperatura óptima, tu ritmo cardíaco baja y tu mente comienza a mostrar ondas alfa, que es la actividad eléctrica en el cerebro cuando este se relaja.

Sin darte cuenta, entras en la fase uno del sueño, luego a la dos, a la tres y a la cuatro. Finalmente, tu cerebro llega al Sueño MOR, fase en la que comienzas a soñar. Durante el ciclo de sueño puedes saltar entre fases o quedarte en una por largos periodos de tiempo.

Todo esto ocurre en un cuerpo con sueño normal, pero muchas veces vamos a la cama y el sueño parece no llegar nunca. ¿A qué se debe?

El principal motivo es el estrés, ya que las preocupaciones no le permiten al cerebro llegar a la fase de relajación que requiere para comenzar a descansar.

Sin embargo, también puede deberse a la alimentación que se consume cerca de la hora de dormir. Las bebidas y comidas con cafeína pueden perturbar el sueño, esto debido a que la cafeína afecta el funcionamiento de la adenosina, químico cerebral que nos ayuda a sentirnos cansados.

La proteína también puede ser culpable de esas noches de desvelo, ya que, a pesar de ser necesaria para el cuerpo, es más difícil de digerir. Esto mantiene al cerebro ocupado en coordinación con su sistema digestivo en vez de buscar conciliar el sueño.

Otro de los factores que pueden afectar el sueño es el ruído. Si vives cerca de una carretera o tus vecinos tienen una fiesta escandalosa, te será difícil dormir. Pero, sorprendentemente, también el silencio total puede hacer que algunas personas no logren descansar durante la noche.

La temperatura ambiental es crítica para que puedas dormir, ya que mucho calor o frío hacen que tus mecanismos biológicos entren en acción y no logren regular tu temperatura corporal, haciendo que tu mente piense en la temperatura y no en el sueño.

Todos estos factores tienen una explicación científica, pero hay uno que no se puede explicar aún: la luna llena. Un estudio reciente encontró que algunas personas tienen más dificultades en dormir cuando hay luna llena. Algunos tardaban hasta 10 minutos más en dormir, otros se despertaban a medio ciclo del sueño y el veinte por ciento de los participantes no logró dormir bien toda la noche.

La National Sleep Foundation ofrece algunos consejos para las personas que tienen dificultades para dormir. Recomiendan tomarse media hora de relajación antes de ir a la cama, es decir, no realizar actividades que requieran un esfuerzo físico o mental. Por lo mismo, es importante dejar de utilizar cualquier dispositivo electrónico que pueda desconcentrar al cerebro.

Otros métodos son practicar ejercicios de relajación e intentar despertar siempre a la misma hora para que tu cuerpo se acostumbre a dormir a la misma hora. Es igual de importante tener una cama cómoda, ya que una mala posición puede causar malestar y evitar el sueño.

La falta de sueño puede causar problemas de memoria, falta de concentración, cambios de humor, accidentes, debilitación del sistema inmune, alta presión sanguínea, aumento de peso, baja en la líbido sexual y riesgo de desarrollar diabetes.

Si no logras conciliar el sueño puedes intentar los consejos mencionados anteriormente y si estos no funcionan se debe visitar a un profesional médico.

También te puede interesar: Alicia en el País de las Maravillas: El extraño síndrome que transforma tu realidad

Síguenos en FacebookTwitterTelegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno