Home || Ciencia y tecnología || Nuevo algoritmo encuentra más de 6 mil cráteres en la Luna

Nuevo algoritmo encuentra más de 6 mil cráteres en la Luna

El desarrollo de un nuevo sistema informático puede identificar miles de cráteres en cuestión de horas.
Nuevo algoritmo encuentra más de 6 mil cráteres en la Luna. Foto: Flickr-The Creative Commons/ Martin Cathrae

lunes 19 de marzo de 2018

El desarrollo de un nuevo sistema informático puede identificar miles de cráteres en cuestión de horas.

Un nuevo algoritmo de inteligencia artificial ha ayudado a descubrir casi siete mil cráteres en la superficie de la Luna. Gracias a estos avances, la humanidad podría comenzar a construir una base lunar pronto, ya que el algoritmo puede revelar que cráteres son mejores para protegerse de la peligrosa radiación solar.

El descubrimiento de estos cráteres, que se realizó en tan solo unas cuantas horas, fue hecho por un equipo de investigadores liderados por el doctor Ari Silburt de la Universidad Penn State y el doctor Mohamed Ali-Dib de la Universidad de Toronto.

Ellos cargaron 90 mil imágenes de la superficie de la Luna en una red neuronal artificial (RNA). Las RNA intentan simular la forma en que funciona el cerebro para aprender y se puede capacitar para reconocer patrones en la información.

A la RNA del equipo se le había enseñado a categorizar imágenes e identificar cráteres de más de cinco kilómetros de diámetro. Cuando el algoritmo fue probado, se localizaron 6,883 nuevos cráteres, duplicando la cantidad total de cráteres conocidos de este tamaño hasta el momento.

Los investigadores creen que, con más capacitación, el sistema podría usarse para acelerar aún más el recuento de cráteres.

En una entrevista con la revista New Scientist, el Dr. Silburt dijo: “Una vez que nuestro modelo haya mejorado un poco más, podemos usarlo para descubrir los cientos de miles de cráteres actualmente no identificados de menos de cinco kilómetros”.

El algoritmo fue entrenado para identificar los bordes de un cráter, que luego verificó contra una base de datos de cráteres descubiertos previamente. Usó esta información para confirmar que la forma del nuevo objeto se ajustara a formas de cráter conocidas. Esto le permitió distinguir cráteres de otras formas geológicas, incluyendo montañas y crestas.

Este sistema podría ser usado en otros planetas para el mismo propósito, y tal vez ayudará algún día a instalar una base humana en el planeta Marte.

También te puede interesar: La NASA pide al público tomar fotos de nubes para ayudar a sus satélites a identificar patrones

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno