Home || Hasta el momento || Juan Rulfo y su narrativa visual: la fotografía

Juan Rulfo y su narrativa visual: la fotografía

Autorretrato de Juan Rulfo,

jueves 17 de mayo de 2018

El llano en Llamas y Pedro Páramo son clásicos de la literatura mexicana; sin embargo, Juan Rulfo encontró otra forma de narrar el México posrevolucionario: la fotografía.

Sólo dos libros le bastaron a Juan Nepomuceno Carlos Pérez-Rulfo Vizacaín para posicionarse como un referente en la historia de la literatura mexicana. Además de escribir El llano en Llamas y Pedro Páramo, Juan Rulfo dedicó buena parte de su vida a tomar fotografías de lugares que con su narrativa visual complementaban su escritura.

Existen tres libros que reunen el trabajo fotográfico de Rulfo, Tríptico para Juan Rulfo: Poesía; Fotografía; Crítica (2006), 100 Fotografías de Juan Rulfo (2010), y En los ferrocarriles (2014). Al respecto de este último título, en el ensayo Trayectos urbanos de Juan Rulfo, Francisco Carrillo señala que “las fotografías de los barrios ferrocarrileros destilan una nostalgia de la que carece la obra escrita, ofrecen una metáfora visual de los dos tipos de ciudad que en 1956 colisionan y se superponen: la ciudad horizontal que aún se comunicaba con otros entornos –un poblamiento mixto y de materiales heterogéneos que destilaba recuerdos, acaso bastardos, del universo rural– y la ciudad vertical de la asepsia y el concreto”.

Artículo relacionado Salvador Dalí: extravagancia y vanidad

“El proceso de creción que sigo no es tomando propiamente las cosas de la realidad, sino es imaginándolas, lo único que hay de real es la ubicación, ubicando al personaje, ya le doy yo cierta realidad aparente”, dijo Rulfo en una entrevista con Joaquín Soler Serrano (España, 1977). Los espacios, especialmente determinados lugares, eran sumamente importantes para el escritor pues sus historias y personajes se construían apartir de estos.

Una característica de las fotografías de Juan Rulfo es el contraste creado entre aquellas que corresponden a los espacios urbanos y aquellas que corresponden al ámbito rural. En el México posrevolucionario, se emprendía la titánica y veloz tarea de colocarse a la par de los países de vanguardia de tal forma que lo urbano modificó sustancialmente lo rural no sólo en el sentido de espacios tangibles, sino como espacios conformados en el imaginario colectivo.

Síguenos en Facebook – Twitter – Telegram 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Yarazai Simbrón

Egresada de la licenciatura Escritura Creativa y Literatura, Universidad del Claustro de Sor Juana