Home || Hasta el momento || José Antonio Meade y su responsabilidad en la derrota del PRI

José Antonio Meade y su responsabilidad en la derrota del PRI

Peña Nieto y José Antonio Meade
Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade / Foto: Archivo

jueves 23 de agosto de 2018

José Antonio Meade no funcionó como candidato del PRI a la presidencia, según estimó Enrique Peña Nieto y descartó que su baja popularidad haya influido en la decisión del electorado.

 

México.- Los resultados electorales del 1 de julio dieron una fuerte y dolorosa lección al Partido Revolucionario Institucional (PRI) con escasos escaños ganados y un desplome al tercer lugar en las votaciones presidenciales, después de haber recuperado en 2012 el mando de dos periodos gobernados por el Partido Acción Nacional.

El gobierno del presidente Peña Nieto (2012-2018) sufrió varios descalabros que dañaron la evaluación de su gestión. Escándalos políticos, crisis económica y un incremento exorbitante de los niveles de inseguridad en el país, son algunas de las manchas que se añadieron al tigre en su sexenio.

A pocos días de que termine su gobierno, Enrique Peña Nieto hace un recuento de los daños y reconoce que hubieron desaciertos que marcaron su gestión, como la llamada “casa blanca” y la desaparición de normalistas en Ayotzinapa.

Temas sensibles como estos arrastraron la popularidad de Peña al piso y, según datos de Consulta Mitofsky, a nueve meses de que termine su gobierno, dos de cada diez mexicanos se dijeron a favor de su administración, mientras que el 69 por ciento desaprobó su desempeño como presidente.

Sin embargo, para el mandatario saliente, estos datos no influyeron en la decisión de los votantes en las elecciones del 1 de julio.

En entrevista con Grupo Imagen, Peña Nieto negó que el 20 por ciento de popularidad de su gobierno haya sido el motivo de la brutal derrota del PRI en las urnas y adjudicó el resultado a la candidatura del ex secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

“Mi consideración personal es que no. Y yo creo que en el mundo, la actuación de un Jefe de Estado, la verdad, el rigor que hay de la sociedad en términos de evaluar a un Presidente, pues vamos observando que no son exactamente iguales que en el pasado (…) yo lo atribuyo, lo atribuiría al desgaste en el ejercicio de gobierno (…) Atribuyo también que hay un clima antisistémico en el mundo, donde los partidos políticos tradicionales han dejado de tener respaldo.” Declaró Peña en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Y sobre José Antonio Meade refirió “creo que el PRI, entonces, precisamente consciente del desgaste tenía que buscar una opción no tradicional, una opción que fuera distinta de alguien del priismo puro, y precisamente por eso modificó sus estatutos para dar espacio a tener candidato ciudadano (…) En este caso no funcionó. Lamentablemente no funcionó para quien es seguidor del priismo.”

 

¿Mala estrategia?

Los seis años de Peña Nieto derribaron la popularidad del PRI en la sociedad mexicana. Para contrarrestar ese efecto, en los comicios del 2018 se optó por una figura alejada de escándalos y que no portara la bandera del priismo.

Entre los precandidatos priistas a la presidencia de la república sonaba la figura del ex secretario de gobernación, José Antonio Chong y del secretario de salud y ex rector de la UNAM, José Narro.

José Antonio Meade fue la opción no tradicional que buscó el PRI para conquistar electorado no priista y enviar un mensaje de estabilidad a los empresarios. Sin embargo, la falta de experiencia política de Meade pudo haber afectado su figura como candidato.

La experiencia de José Antonio Meade como funcionario público, no fue suficiente para conquistar a los priistas y a mitad de campaña se vio obligado a relanzar su imagen portando los colores del PRI, estrategia que evidentemente fue tardía e insuficiente.

Te podría interesar: Meade no será parte del gabinete: AMLO 

 

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Un comentario

  1. Roberto valadez

    Como el avestruz, mete la cabeza en un agujero y el mundo que ruede. El Sr. Meade fué un billete de lotería que no resultó premiado.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Erik Escudero

Egresado de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo por la FCPyS de la UNAM. Amante de la literatura, el cine y la cultura pop.